Ciberseguridad y el valor de la prevención


Este pasado mes de Abril, la seguridad o más bien la falta de ella ha vuelto a ser portada de en los medios de todo el mundo. ‘Heartbleed’, un fallo de seguridad, ha puesto en jaque al 56% de las webs que usan el sistema de encriptación OpenSSL.

Todas las páginas y plataformas que utilizan OpenSSL han sido vulnerables a posibles ciberataques, lo que no significa que necesariamente hayan sido atacadas. Eso sí, es posible que algún hacker curioso haya decidido pasar el rato husmeando por el “agujero” que abrió Heartbleed sin que las webs se hayan dado cuenta de que estaba espiando.

Empresas como Google, Twitter, Yahho, Dropbox y las webs de numerosos bancos españoles usan OpenSSL y por tanto fueron vulnerables. Las compañías fueron rápidas y, una vez detectado el problema, no tardaron en buscar posibles soluciones para recuperar la seguridad perdida. Pero el daño ya estaba hecho y cientos de miles de usuarios han tenido que cambiar las claves de algunas de sus cuentas de correo, redes sociales o sitios de compras habituales.

Heartbleed es un ejemplo más del riesgo al que están sometidos hoy nuestros sistemas y que pone de manifiesto la creciente necesidad de soluciones de seguridad. Según declaraciones del Ministerio del Interior, al diario El País, el año pasado, la policía, la Guardia Civil, la Policía Foral de Navarra y las policías locales recibieron 42.437 denuncias sobre ciberdelitos, el 62,8% de ellos fueron fraudes o robos de información. El dato más preocupante es que los cuerpos de seguridad solo fueron capaces de resolver el 5% de los mismos, es decir el 95% de estos delitos quedaron impunes. Además solo una pequeña parte de los ataques se denuncia, la gran mayoría de los ataques ni siquiera son detectados. Es por todo esto que la prevención se convierte en una necesidad para particulares pero sobre todo para empresas que deben garantizar la seguridad propia y la de sus clientes.

La rapidez, comodidad, facilidad y anonimato que permiten las nuevas tecnologías hacen que los delincuentes las aprovechen para sus actividades, tanto para las “tradicionales” como para otras más novedosas. Esto se traduce en ataques a sistemas informáticos, robo y manipulación de datos, usurpación de identidad, estafas comerciales y bancarias mediante el phising (suplantación de identidad), la difusión de virus o troyanos, etcétera.

Colt ofrece servicios de seguridad que permitirán a su empresa protegerse de todas estas amenazas. Si quiere saber más sobre estos servicios puede visitar nuestra web.

Contacta con un especialista

900 800 607

Chat en vivo con Ventas

Horario de chat de 9am a 5pm

Habla con nosotros

Contacta nuestro equipo de venta