Skip to content

Coches autónomos

HomeBlogsCoches autónomos

¿Cómo se beneficia un coche conectado de la tecnología que lo rodea?

Los coches, uno de los iconos industriales y tecnológicos del siglo XX, siguen en constante renovación y no nos cabe duda de que seguirán siendo clave en el siglo XXI. Internet de las cosas, Big Data e Inteligencia artificial son sólo algunas de las tecnologías de las que estas “máquinas” (si todavía se nos permite llamarlas así) ya se están aprovechando y continuarán haciéndolo. Los coches más modernos forman parte de Internet y como miembros de la red tienen toda su información disponible.

Según datos de la SBD Automotive technology consultancy and research, en 2018 habrá más de 50 millones de vehículos conectados en todo el mundo. Una gran cifra que, sin lugar a dudas, va a cambiar la forma en la que nos movemos sobre la carretera. Recientemente, General Motors ha adquirido Cruise Automation por una cifra que parece cercana a los mil millones de euros, con el objetivo de desarrollar un equipo totalmente dedicado al desarrollo de tecnología de “autoconducción”. Sin duda una muestra más de que más que estamos ante la una nueva forma de transporte inteligente inminente.

La tecnología que hoy en día manejamos y que ya nos suena a todos como Big Data, Inteligencia Artificial y sobre todo Internet de las cosas, forman un triángulo perfecto en la mejora de nuestros coches inteligentes:

  • Big Data: nuestros vehículos contarán con todo tipo de información desde mejores rutas, información de accidentes y climatología, atascos, aparcamientos libres y estado técnico del vehículo para la realización de mantenimiento predictivo. Datos que bien administrados sirven para optimizar todos los procesos.
  • Inteligencia Artificial: gracias a la última tecnología, el ordenador de a bordo será capaz de conocer hábitos como trayectos diarios, localizaciones preferidas u horas habituales. Esta información le resultará útil para aprender y nuevamente optimizar, como por ejemplo conducir de forma autónoma a repostar o a recoger un pedido. La inteligencia artificial será capaz de evaluar tu estado físico para evitar que te duermas o para recomendarte un descanso, o en caso de haber ingerido alcohol, prohibirte conducir.
  • Internet de las cosas: la conexión entre coches será el vértice del triángulo y clave para el correcto funcionamiento de los coches autónomos. La información que puede fluir entre coches facilitará el flujo de coches en la carretera y la realización de partes en caso de accidentes. Sin embargo, no sólo se ciñe a la comunicación entre coches: nuestro futuro vehículo se conectará con la alarma del móvil para despertarte antes en caso de atasco o te ofrecerá en su pantalla toda la información necesaria para acudir a la reunión, realizar call conferences directamente desde la consola del coche e incluso realizar pagos a través de un TPV virtual. Las políticas BYOD serán claves en este punto.

El coche conectado sin duda es un paso más en la evolución de la tecnología que nos rodea, facilitará tanto la vida laboral como la personal. Sin embargo, como todo dispositivo conectado a Internet, conlleva multitud de riesgos y de puertas que pueden abrir los hackers por lo que las recomendaciones de seguridad deberán ser todavía más estrictas para proteger tal cantidad de datos que van a empezar a manejar.

No cabe duda de que el mítico Kitt de El Coche Fantástico está más cerca que nunca…

Recent blog posts

La nube inteligente de Colt con AWS

Amazon Web Services (AWS) Direct Connect es un flujo de datos privado de altas prestaciones que conecta los ...
Continue Reading

Colt gana dos importantes premios en el Global Carrier Awards

Escrito por Andrew Edison Colt’s VP of Wholesale En la decimoquinta entrega anual de los Global Carrier Awards, ...
Continue Reading

Colt garantiza el futuro de su galardonada red Colt IQ con una amplia actualización

Colt está invirtiendo aún más en su red Colt IQ, asegurándose de que esté lista para impulsar las ...
Continue Reading