Cómo puede beneficiar a su empresa la piratería informática


Conforme las noticias de ataques cibernéticos se siguen extendiendo por toda Europa, los problemas de seguridad han vuelto a ocupar al primer plano dentro de la comunidad de empresas. Algunas grandes empresas han tomado medidas extremas para protegerse contra estos ataques. Virgin Media, por ejemplo, ha contratado “white hats”, piratas informáticos éticos certificados, encargados de atacar a sus propios empleadores. El motivo de esta práctica es que la empresa evalúe los posibles puntos débiles de su propio sistema en primer lugar, para que los verdaderos piratas informáticos o “black hats” no sean los primeros en encontrarlos. Las conclusiones que ha ido extrayendo la empresa han modificado la forma de proteger cuentas de correo electrónico, números de tarjetas de crédito y dispositivos médicos y de cajeros automáticos frente a delincuentes informáticos.

A medida que empresas de todos los tamaños aumentan su dependencia hacia las tecnologías (como la nube), se vuelven más susceptibles a recibir ataques. Por tanto, ¿qué pueden aprender las pymes de sus homólogos de mayor tamaño? ¿Pueden valerse de “white hats” para proteger su empresa?

Los “white hats” se especializan en encontrar los puntos débiles digitales de las empresas, para ayudarles a comprender tanto la naturaleza de las amenazas informáticas como su potencial para causar desastres. Los “white hats” pueden percatarse de aspectos que los equipos de seguridad interna pueden pasar por alto y pueden informar a las empresas sobre las maneras que tienen los piratas informáticos de acceder a la red.

El auge de las tecnologías que estimulan la flexibilidad en el trabajo y en el acceso a los sistemas externos al firewall de la empresa (como la nube, smartphones, tablets e incluso tecnologías transportables) ha facilitado a los delincuentes el acceso y la explotación de datos confidenciales. Lo lógico sería suponer que las empresas pequeñas que no tienen un alto presupuesto de seguridad de IT están expuestas a un menor riesgo de ataque. No obstante, empresas de todos los tamaños siguen luchando por proteger sus datos y reforzar los puntos débiles de su sistema. En un estudio reciente se menciona que algunas empresas europeas (en concreto algunas en Alemania y en los Países Bajos) están expuestas a un riesgo extremadamente alto de sufrir ataques cibernéticos. En ese aspecto, los sectores de tecnología y comercio minorista son especialmente vulnerables.

Es probable que contratar “white hats” a tiempo completo no sea sostenible para las pymes, pero resulta obvio que, dado el aumento de la frecuencia y la gravedad de este tipo de ataques, todas las empresas (grandes o pequeñas) deberían analizar sus puntos débiles al menos una vez al año, especialmente cuando realicen cambios en su infraestructura de IT. Acudir a la experiencia de los asesores “white hat” puede ayudar a las empresas a ir un paso por delante de los delincuentes informáticos.

Los efectos de un ataque cibernético pueden ser devastadores para la reputación de una empresa y para sus resultados finales. El exceso de confianza de una empresa es todo lo que necesita un pirata informático para vulnerar su red. Por eso deben protegerse de manera activa frente a los ataques cibernéticos. El primer paso para evitar las consecuencias potencialmente desastrosas de las amenazas informáticas es educar a los empleados acerca del impacto de los ataques y de las maneras de proteger los datos confidenciales. ¿Cómo pueden actuar las pymes ante esta situación?

Contacta con un especialista

900 800 607

Chat en vivo con Ventas

Horario de chat de 9am a 5pm

Habla con nosotros

Contacta nuestro equipo de venta