La protección de la información en un mundo en constante cambio


¿La tecnología es cada vez más difícil o más fácil de usar? Porque en el entorno corporativo parece que la tecnología se está volviendo cada vez más compleja y fragmentada. Los servicios cloud compiten con los sistemas internos, el personal está utilizando sus propios dispositivos con fines laborales y en diferentes áreas de la empresa  se compra tecnología sin pasar por el departamento de TI.

Al adoptar estas nuevas tecnologías y prácticas de trabajo se obtienen beneficios indiscutibles pero es cierto que el departamento de TI  puede perder parte del control que tenía es esto  puede llegar a comprometer  la seguridad y los niveles de servicio.

Encontrar un equilibrio entre las ventajas y los riesgos puede  ser  complicado. Algunas empresas intentan evitar usar servicios externos, restringir el uso de dispositivos personales o aumentar el control presupuestario. Otras se encuentran en la dirección contraria:al ser incapaces de adoptar un enfoque que gestión global de las TI, corren el riesgo de acabar con una situación en la que nada funciona.

La mayoría de las empresas se encuentran en un punto intermedio: los responsables de  TI siguen gestionando la operativa del día a día pero cada vez hay más tecnología en la organización que escapa de su “jurisdicción” y esto , sin duda, les preocupa cada vez más. Esta preocupación es comprensible, no solo por la posibilidad de que surjan problemas, sino porque no cabe duda de que el departamento de TI pagará los platos rotos si algo sale mal.

¿Existe una manera de gestionar esta situación? Centrarse en la gestión de la información. En lugar de tratar de abarcar todo, el departamento de TI debe centrarse en la gestión de los activos de información más importantes de la empresa. Los diferentes tipos de información requieren niveles de protección distintos, en función de su importancia y de los riesgos a los que se enfrentan. Veamos algunos ejemplos:

  • La lista de precios con descuento de un fabricante puede que sea una simple hoja de cálculo, pero su publicación puede tener grandes consecuencias.

  • Solo determinados grupos o personas dentro de la empresa tendrán acceso a los datos de salarios, la información financiera sin auditar o los datos de ventas.

Darle a la información la máxima prioridad ayuda a la empresa a decidir si los activos de información son lo suficientemente importantes como para necesitar gestión, protección y soporte centralizados: ese es el cometido del departamento de TI. Al acordar con la empresa quién debe tener acceso a qué, el responsable de TI adquiere una base sólida sobre la que determinar cómo proteger esos activos.

Todas las partes implicadas pueden beneficiarse de este enfoque. El departamento de TI puede centrarse en suministrar la información fundamental para la empresa de la mejor manera posible, mientras que los departamentos de negocio son más capaces de tomar decisiones sobre tipos de dispositivos o diseño de sitios web, sin que ello aumente el riesgo de negocio.

Resulta obvio que esto implica un cambio para TI, ya que deja de tener control exclusivo sobre la tecnología, pero este cambio está sucediendo, le guste o no al responsable de TI. Es mejor adaptarse al cambio que quedarse atrás.

 

Contacta con un especialista

900 800 607

Chat en vivo con Ventas

Horario de chat de 9am a 5pm

Habla con nosotros

Contacta nuestro equipo de venta