Los proveedores de servicios Cloud recurren a Carrier Ethernet para hacer frente al crecimiento exponencial de los datos


El término “Big data” emergió como palabra de moda hace algunos años, con los expertos de la industria compartiendo sus visiones sobre cómo la explosión de datos podría transformar la forma en la que las empresas se relacionan con sus clientes, desarrollan productos y atraen más ingresos.

El bombo inicial ha disminuido desde entonces y las organizaciones de todos los sectores (servicios financieros, retail y fabricación, por ejemplo) recopilan datos estructurados y no estructurados de una multitud de fuentes y analizan estos datos casi en tiempo real. Con millones de puntos de datos a su alcance, las empresas son capaces de recoger más puntos de vista en profundidad sobre sus operaciones, como nunca antes, fortaleciéndolas para tomar decisiones más rápido y mantenerse a la cabeza del juego.

A medida que continúa la proliferación de tecnología Big data, estamos viendo cada vez más empresas que buscan trasladar sus servicios y aplicaciones de datos intensivos a la nube. Nuestro reciente estudio sobre Tech Deficit revela que la adopción de Infrastructure as a Service y Software as a Service está destinada a aumentar en más de un 50% en los próximos dos años en Europa.

La combinación de aplicaciones de Big data y de servicios Cloud está generando una gran afluencia de tráfico hacia los Data Centres.

Se ha estimado que para el año 2018, los servicios Cloud y las aplicaciones generarán el 76% de 8,6 zettabytes de tráfico del Data Centre. En caso de que se lo esté preguntando, 8,6 ZB equivale a alrededor de 9.000 billones de horas de streaming de contenido HD online. Pero, a medida que más y más empresas se dan cuenta de los beneficios que las analíticas de datos pueden aportar y su dependencia de las diferentes aplicaciones de datos en la nube crecen, usar Internet público para acceder a los servicios en la nube no es viable. Las preocupaciones comunes incluyen la falta de control sobre la conectividad, el ancho de banda y la seguridad.

Entonces, ¿cómo pueden los proveedores de servicios en la nube garantizar que no habrá ningún cuello de botella entre sus plataformas cloud en diferentes Data Centres y bajar la barrera para que las empresas migren sus servicios y aplicaciones de datos a la nube?

Reconociendo las deficiencias del Internet público, los proveedores de servicios cloud tales como Amazon Web Services, Microsoft y VMware están aprovechando la conectividad de nivel de operador para la prestación de red basada en soluciones de nube privada e híbrida privada/pública. Carrier Ethernet, con múltiple 10 Gb o 100 GB de ancho de banda, se está convirtiendo en la tecnología dominante usada para permitir la réplica sin fisuras de enormes volúmenes de datos entre Data Centres en tiempo real. Servicios como Acceso Cloud dedicado de Colt permite a las organizaciones aprovechar al máximo los servicios de nube con la misma confianza que ellos utilizan conexiones de red privadas, tales como Ethernet o IP-VPN – eliminando por completo los problemas de todo el ancho de banda, de resistencia y de seguridad.

A medida que nuestros clientes empresariales buscan aprovechar los beneficios de las aplicaciones de Big data, nosotros seguimos trabajando con los proveedores de servicio en la nube para impulsar la seguridad, el rendimiento y la fiabilidad de las infraestructuras cloud con nuestro servicio de Acceso Cloud dedicado. Con más de 430 conexiones a los Data Centres europeos, a través de una red de ancho de banda alto, ayudamos a los proveedores de servicios cloud a asegurar que sus plataformas están equipadas con resistente y robusta conectividad, alentando a más organizaciones europeas a dar el paso con los servicios de cloud pública, privada e híbrida.

Contacta con un especialista

900 800 607

Chat en vivo con Ventas

Horario de chat de 9am a 5pm

Habla con nosotros

Contacta nuestro equipo de venta