Skip to content

Pagos seguros

HomeBlogsPagos seguros

Pagos seguros, el reto de la nueva economía digital

Es un hecho más que evidente que tras la revolución de las tarjetas de crédito, el sector financiero vive una nueva revolución: la del pago por Internet. Nuestro dinero se mueve desde hace tiempo en ceros y unos pero es ahora cuando somos más conscientes de ello. Lo que hace unos pocos años nos podía parecer un atrevimiento, como salir sólo con tarjeta de crédito, ahora  ha mutado en salir sólo con el teléfono móvil. En la actualidad los smartphones se han convertido en una increíble palanca de innovación que parece que está cambiando las reglas del juego a bancos y consumidores.

El gran reto para los bancos está en cautivar toda la masa de millenials que operan para cualquier cosa desde su terminal. Para ello se centran no sólo en el hecho de pagar sino en la experiencia completa de compra, seguridad, confianza, métodos de pago, facilidad de uso y ventajas.

La seguridad, punto clave en las transacciones digitales

Con toda esta cantidad de movimientos de dinero de una cuenta a otra desde un smartphone, ¿podemos decir que los pagos con móviles son seguros? ¿Qué tipo de vulnerabilidades tiene este servicio? Los esfuerzos de las compañías financieras y bancos se centran en defender los sistemas de información de los ataques externos para precisamente fortalecer su principal atributo: la confianza que los usuarios depositan en ellos.

¿Cuáles son las principales vulnerabilidades?

  • Filtración de datos en webs no seguras.
  • Redes Wifi públicas.
  • Robo o pérdida de un terminal y toda la información que contiene. Las políticas BYOD juegan en nuestra contra en este caso.
  • Phising
  • Contraseñas débiles
  • Envío de información a través de e-mail.

Qué medidas puede tomar mi empresa para evitar cualquier problema o fraude

Con el paso del tiempo, las entidades financieras están mejorando sus algoritmos para proteger al usuario y detectar patrones de fraude en transacciones; sin embargo, hay que tomar ciertas precauciones:

  • Cada vez que hagas un pago utiliza al menos dos vías de autentificación, por ejemplo: sms al móvil y código de seguridad.
  • Realiza siempre las transacciones en webs con protocolo HTTPS o tecnología SSL. Las diferenciarás por el candado en la barra del navegador.
  • Gracias a las leyes de protección de datos, las webs no pueden registrar tus datos bancarios y sus formularios suelen estar cifrados.
  • Los trabajadores nunca deben enviar datos bancarios a través del correo electrónico. Son una de los servicios más fácilmente quebrantable.
  • Mantén el antivirus de todos los ordenadores actualizados.
  • Nunca facilites el código PIN de tu tarjeta.
  • Cambia habitualmente las contraseñas y procura que éstas sean seguras.
  • Nunca utilices y compres con tu ordenador de trabajo en una red Wifi pública.

 

Y por último promueve en todos los trabajadores el sentido común, la preocupación y el cuidado. Los pagos por Internet nos facilitan la tarea pero también a los piratas informáticos.

Recent blog posts

Ciberseguridad: la necesidad de innovar en una empresa digital

En 2018 la transformación digital de las empresas es ya una realidad consumada. Todo está interconectado y la ...
Continue Reading

La nube inteligente de Colt con AWS

Amazon Web Services (AWS) Direct Connect es un flujo de datos privado de altas prestaciones que conecta los ...
Continue Reading

Colt gana dos importantes premios en el Global Carrier Awards

Escrito por Andrew Edison Colt’s VP of Wholesale En la decimoquinta entrega anual de los Global Carrier Awards, ...
Continue Reading