Quendra

HomeClientesQuendra

 

Colt ayuda a Quendra a ampliar sus operaciones europeas

Quendra, consultoría de telecomunicaciones con operaciones en Europa, ofrece asesoramiento sobre telecomunicaciones a empresas grandes y pequeñas de numerosos sectores. Colt ha ofrecido a Quendra la oportunidad de ampliar su catálogo de servicios y llegar a una cantidad mayor de clientes que dependen en gran medida de su infraestructura de confianza.

Operando inicialmente sobre todo desde Bélgica, Quendra ha realizado grandes avances en Francia y Luxemburgo gracias a su creciente colaboración con Colt. El catálogo de servicios de Colt, la calidad de sus soluciones y su presencia internacional, han permitido a Quendra conectar más fácilmente con nuevos clientes de Europa. La marca y reputación de Colt en Europa ha dado a Quendra la posibilidad de contar ahora con un colaborador fiable en el sector de las telecomunicaciones que puede ofrecer soluciones de primera clase a su cartera de clientes.

Quendra pretende continuar con sus planes de expansión haciendo uso de las infraestructuras, servicios y funciones de atención al cliente de Colt.

Marc Van Eeckhout, Propietario de Quendra, ha afirmado lo siguiente:

Colt ha demostrado una gran estabilidad a lo largo de todo el año, se trata de un partner en el que se puede confiar, algo muy importante no sólo para mis clientes, sino también para mí.

 

 

 

Recent blog posts

La importancia de la sostenibilidad para Colt: objetivo Cero Residuos

La iniciativa Cero Residuos respalda nuestras prioridades empresariales generales y las crecientes demandas de nuestros clientes. Este enfoque ...
Continue Reading

Guía de conexión a la nube

  Conexión IP, conexión a la nube, conexión directa, interconexión dedicada, enlace directo, conexión rápida... ¿Qué quieren decir ...
Continue Reading

Ofreciendo una experiencia realmente global: nuestro récord de NPS

Como empresa, nos esforzamos por ser el negocio más orientado al cliente de nuestra industria. Nuestros equipos de ...
Continue Reading