Ciberseguridad: las empresas están muy expuestas a ataques en su punto de acceso a la red

HomeBlogsCiberseguridad: las empresas están muy expuestas a ataques en su punto de acceso a la red

En los últimos dos años se ha producido una rápida transición hacia los puestos de trabajo remotos e híbridos. Las estadísticas muestran que los piratas informáticos se han aprovechado de ese cambio y de las lagunas de seguridad de las empresas. De media, en 2021 se registró una nueva vulnerabilidad cada 24 minutos y las respuestas a incidentes de ransomware crecieron un 240% en los últimos 24 meses.

A día de hoy, las empresas tienen que operar durante crisis económicas, pandemias globales, cambios de regulaciones y ataques de malware y ransomware. Podemos ver que la amenaza de ataques, violaciones de datos o de grandes cortes informáticos preocupa más a las empresas que la interrupción de las cadenas de suministro, los desastres naturales o el COVID-19, aún habiéndoles afectado mucho durante los últimos años.

El panorama de las ciberamenzas sigue siendo tenso y el ciberataque como servicio se está convirtiendo en un estándar dentro de la industria, a la par que las técnicas de hackeo evolucionan a cada minuto. 2022 está siendo un año muy duro para la ciberseguridad en muchos aspectos. Ha habido muchas incursiones en grandes firmas (Apple, Samsung, Meta, Twitter, etc) que han tenido un impacto importante en materia de seguridad y economía.

Las redes corporativas son grandes, complejas y dependen de varios puntos interconectados. A pesar de que esto es algo bueno para las operaciones de la empresa y para mantener la fluidez del trabajo, también presenta un desafío para la ciberseguridad, haciendo que sea más probable que haya una brecha de datos.  En un ataque a la red, los atacantes se centran en penetrar el perímetro de la red corporativa y obtener acceso a los sistemas internos

A menudo, una vez dentro, coordinan otro tipo de ataques, como, por ejemplo, comprometer un endpoint, propagar malware o explotar la vulnerabilidad de un sistema. Este año, negocios y organizaciones de todo tipo y tamaño se han visto perjudicados por acciones de esta clase, llegando a perder millones en daños y reparaciones.

La gestión y el funcionamiento de una empresa han cambiado significativamente con el desarrollo de la tecnología digital. La mayor parte de la organización de una empresa se realiza actualmente a través de las TI. Los centros de datos, las infraestructuras informáticas y las redes son la clave del funcionamiento óptimo de una estructura empresarial, de ahí la importancia de la ciberseguridad. Debido a la popularidad del IoT, la nube y el edge computing es cada vez más difícil protegerse, ya que todas estas tecnologías pueden ser empleadas como puertas de entrada a la red de una organización.

La clave es ser resistente y poder restaurar la infraestructura empresarial on-prem o híbrida rápidamente. Los proveedores de telecomunicaciones pueden ayudar a asegurar la estrategia de resiliencia y la infraestructura de protección de datos de las organizaciones, reduciendo el riesgo para que puedan mantener el control de su negocio (incluso frente a programas maliciosos). En respuesta al crecimiento del trabajo híbrido y de la actividad en la nube, además de la creciente complejidad de las redes empresariales y un panorama de amenazas en rápida evolución, los actores de los mercados de TI y telecomunicaciones han reforzado sus productos con la capacidad de Secure Access Service Edge (SASE).

Uniendo las características del SD-WAN y del SSE, los servicios están diseñados para compañías que tienen que hacer frente a los retos del trabajo híbrido y que desconfían de los sistemas de protección tradicionales. Las empresas cada vez valoran más una aproximación SASE, dado que utiliza la convergencia de las redes y la seguridad para ofrecer un acceso dinámico y protegido a los empleados, independientemente de dónde se encuentren y del tipo de dispositivo que utilicen para acceder a la red. 

El Secure Access Service Edge (SASE), es una forma efectiva de dirigirse al cambiante horizonte de la red empresarial fusionando los servicios de red y de seguridad en uno solo. Bajo los estándares de red heredados, los datos de IoT y de las aplicaciones de edge deben recorrer largas distancias hasta los centros de datos de la empresa para que se realicen las funciones de seguridad. SASE elimina esta latencia proporcionando SD-WAN y seguridad como un servicio en la nube en el punto de conexión, de modo que los datos protegidos pueden llegar más rápidamente. Este enfoque proporciona protección omnipresente, tanto si los usuarios están en remoto, en una sucursal o en la sede central. Un despliegue de SASE consiste en permitir a las empresas hacer uso de una conectividad segura dondequiera que se necesite. En este sentido, es muy importante que las organizaciones planifiquen a largo plazo.

Sin embargo, la experiencia de usuario seguirá siendo un reto porque los equipos de operaciones de red siguen utilizando herramientas antiguas para solucionar problemas actuales. Una solución SASE es la forma perfecta de enfrentarse a este desafío.

Recent blog posts

サイバーセキュリティサービス

La ciberseguridad como palanca clave de inversión

Pronto llegamos al 2023 y los CIOs y CTOs de las compañías planean su presupuesto de inversión para ...
Continue Reading

La red de Colt alcanza nuevas cotas

El mismo año en el que Colt celebra 30 años creando conexiones extraordinarias, parece oportuno que nuestra red ...
Continue Reading

IBM y Colt crean un laboratorio de Industria 4.0 en Reino Unido

 Este nuevo laboratorio permitirá a las empresas del sector industrial aprovechar todas las ventajas de un servicio seguro ...
Continue Reading